diumenge, 16 de març de 2014

¿Máster de educación?

Después de tres años trabajando en distintos institutos en Alemania y después de que muchos y muchas me digan que podría ser lo mío, a pesar de que yo me niego una y otra vez, me veo investigando nuevas posibilidades.

No quiero ser profesora, nunca he querido... pero ¿qué tal pedagoga? Lo mío es organizar, estructurar, planear. Y qué podría ser más bonito que ayudar a niños que no poseen esas estructuras en su vida a convertirse en personas adultas completamente capaces y no en despojos de la sociedad.

Es complicado admitir que en cierta manera te has equivocado al elegir un camino en la vida que no tenía salida. Unos estudios que por más bonitos y mucho que me gusten (todavía a día de hoy) no tienen futuro.

Pero nunca es tarde para poder encontrar la vocación. O bueno, algo que te dé para vivir.

Elena

2 comentaris:

  1. ¡Hola, Elena! Buena reflexión. Durante mis prácticas he descubierto la figura del PT o profesor(a) terapeuta, que ayuda con las materias instrumentales (idiomas y mates), es algo que no conocía y me pareció muy interesante. Por otra parte, creo que Arancha está estudiando los fines de semana para poder llevar la cuestión logística de su escuela. Si quieres preguntarle, ¡avísame!

    ResponElimina
    Respostes
    1. Gracias, a ver si un día me pongo a investigar un poco más y te cuento. ¡Un beso!

      Elimina